Un cuenco de zombie imágenes

Un cuenco de zombie

Hoy nos vamos a mostraros las imágenes terroríficas de ningún ataque zombie, sino que es todo lo contrario. Un cuenco donde podrás guardar las galletas o bombones y que cuenta con una imagen muy divertida en la que sí nos encontramos con la cabeza de un zombie.

Ver Imagen
Mano de zombie imágenes

Mano de zombie

Si aparece la mano…detrás de ella ya sabemos lo que se nos viene encima. Se trata del resurgir de los muertos vivientes que amenazan con apoderarse del mundo. Mientras tanto, os dejamos con esta tenebrosa imagen.

Ver Imagen
Zombies en la ciudad imágenes

Zombies en la ciudad

Parece que es el fin…pues los zombies han vuelto y se están apoderando de la ciudad. Atemorizan a sus habitantes y al mismo tiempo destruyen todo lo que ven. Los muertos han vuelto a la vida pero con este aspecto tan terrible.

Ver Imagen
Ataque zombie imágenes

Ataque zombie

Un grupo descomunal de seres monstruosos se están acercando, aunque para ser más exactos están ya casi encima. Parece que, aunque llevan bastante lentitud, no vienen con cara de hacer nuevos amigos. Una imagen terrorífica de zombies dignos de película.

Ver Imagen
Zombie caminando imágenes

Zombie caminando

Este Zombie ha salido de su escondite y parece que vuelve a caminar, aunque de una manera muy lenta. Con sus harapos y su cara desencajada, seguro que asustará a todos los que lo vean. Haremos la prueba, compartiendo esta imagen con nuestros amigos.

Ver Imagen
Zombie en el jardín imágenes

Zombie en el jardín

Los zombies pueden salir de cualquier lado y en este caso, han elegido el jardín como vía de escape. Igual para todos aquellos que tenían pensando llevarte las flores, es una idea muy recurrente para que se lo piensen dos veces.

Ver Imagen
La llegada del Zombie imágenes

La llegada del Zombie

Las imágenes de zombies, en ocasiones se convierten en algo un tanto desagradable para ciertos estómagos. Hoy nos quedamos con una de un zombie que viene con sus mejores galas y una cara un tanto desarmada, así como su mirada, que desde luego se encuentra perdida.

Ver Imagen